DETRÁS DE LAS AMENAZAS DE COREA DEL NORTE ¿ESTA CHINA?

CHINA COREA

Para nadie es desconocido que China siempre ha estado apoyando a Corea del Norte. China es el único aliado importante de Corea del Norte. Su relación se remonta a la Guerra de Corea (1950-1953), cuando Pekín envió tropas a la península para ayudar a Pyongyang a combatir a Corea del Sur, quien contaba con la ayuda de Estados Unidos y Naciones Unidas. Desde entonces, China ha apoyado política y económicamente a los líderes norcoreanos: Kim Il-sung (1912-1994), Kim Jong-il (1941-2011) y Kim Jong-un (1983-). Aunque últimamente se han escuchado personeros chinos criticando –timidamente- actualmente a Corea del Norte por sus lanzamientos de misiles nucleares, no es de extrañar que todo esto, en la práctica sea apoyado por China, como una forma de preocupar a occidente y de ver cómo van reaccionando, política y militarmente. ¿De dónde Corea del Norte puede haber obtenido la tecnología para su desarrollo nuclear? ¿De dónde puede haber obtenido los recursos económicos para el desarrollo de un programa nuclear? ¿Quién sino China, se opone a las sanciones de la ONU, después de los lanzamientos nucleares de Corea del Norte?

Después del lanzamiento del cohete de Corea del Norte, China expresó “que lo lamentaba” y argumentó vigorosamente en Naciones Unidas en contra de nuevas y extensas sanciones, pero marcando un contraste, China dijo que le “preocupaba profundamente” la decisión surcoreana de permitir el despliegue del sistema de defensa misilística. ¿No demuestra eso, un doble estándar?. Los ejercicios militares conjuntos que están desarrollando Estados Unidos y Corea del Sur para defenderse de la amenaza de Pyongyang, sólo sirven para aumentar la tensión y pueden provocar fácilmente un guerra real, ha alertado la prensa oficial china.

Como el vecino más grande de la península, China no se quedará simplemente sentada viendo una destrucción fundamental para la estabilidad de la península de Corea ni se quedará sentada viendo los daños injustificados a los intereses de seguridad de China, señalo el Canciller Chino. El gran enemigo Chino es Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y occidente en general, es por ello, que para lograr sus objetivos es muy conveniente la posición que tiene Corea del Norte actualmente. Pekín ha condenado débilmente los últimos despliegues norcoreanos y firmado las sanciones en la ONU, pero el desfile de submarinos y portaaviones nucleares estadounidenses frente a sus aguas le desagradan especialmente. Los actuales ejercicios entre Corea del Sur y EE.UU., les permite a los chinos observar cómo se desenvuelven la fuerzas norteamericanas en la región, es una verdadero reconocimiento en fuerza, que les ofrecen estas maniobras.

Las maniobras conjuntas de los aliados están siendo fuertemente seguidas en China señala la prensa china. Estados Unidos está aprovechando la excusa norcoreana para aumentar su presencia militar en la zona reclama el gobierno chino. Dos posiciones irreconciliables entre dos enemigos poderosos. Recordemos, que el anuncio sobre los ejercicios surgió tras una serie de acciones provocativas de Corea del Norte en la península justo después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una lista de sanciones contra Pionyang, las más severas en 20 años de tensas relaciones con el país comunista.

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, dijo que la única manera de defender la soberanía de la nación es fortaleciendo aún más las fuerzas nucleares en cuanto a calidad y estando preparados para lanzar ojivas nucleares en cualquier momento. Sin dudas detrás de una declaración de este tipo está China, aunque no lo reconozcan, ya que es una amenaza para occidente y particularmente para EE.UU. El Comité Norcoreano de Unificación Pacífica de la Patria (CPRK) publicó un comunicado en el que advierte que la situación en la Península “ha llegado a una fase que no puede ponerse ya bajo control”, en referencia a las maniobras militares conjuntas realizadas entre Seúl y Washington. También dijo Kim Jong Un, que la actual situación en la que se han desplegado armas estratégicas y tácticas en República de Corea demuestra la previsión de RPDC en lo que respecta a tener armas nucleares y a tratar de fortalecer el poder nuclear por todos los medios. Esta es una política apoyada en lo secreto por China.

Corea del Sur y Estados Unidos anunciaron que estaban estudiando desplegar «a la mayor brevedad posible» un escudo antimisiles para protegerse de la amenaza norcoreana, debido a la cercanía, dicho escudo también afectaría a China, que podría encontrarse a sus puertas con un arma defensiva capaz de anular sus misiles. Este sistema, construido por Lockheed Martin y formado por baterías defensivas contra misiles que asciendan a una elevada altitud, está diseñado para interceptar y destruir dichos proyectiles dentro o fuera de la atmósfera en la última fase de su vuelo.

Los expertos militares chinos, creen que, una vez instalado el escudo, los misiles chinos también serán objeto de su vigilancia, lo que pondrá en peligro la seguridad nacional del país comunista. Corea del Sur acogió lo que China había estado intentando prevenir: un sistema estadounidense de defensa antimisiles que será desplegado a la puerta de China. China tiene derecho a situar objetivos militares en sus islas del mar de la China Meridional, ha anunciado el ministro de Exteriores del país, Wang Yi. “Las islas Nansha (Spratly) son un territorio ancestral de China”, ha expresado el ministro. “La construcción, por parte de China, de infraestructura de defensa en sus propias islas y arrecifes se basa en los derechos de autodefensa garantizados por el derecho internacional.

China se disputa desde hace décadas con varios países de la región la soberanía de varias islas en el mar de la China Meridional. Se trata principalmente de las islas Paracelso, las islas Spratly y el arrecife Scarborough. En la disputa están involucrados en alguna u otra medida aliados de EE.UU., Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas. Desde finales de 2013, China realiza obras a gran escala para crear islas artificiales y ampliar estos territorios.

Por su parte, una alianza entre Rusia y China, se está, de alguna forma, gestando. Las relaciones ruso-chinas son maduras y estables de colaboración y de socios estratégicos multilaterales se basan en un fundamento sólido de apoyo y confianza mutua, ha subrayado el Ministro de relaciones exteriores Chino, Wang además de añadir que existe una gran necesidad en afianzar la cooperación.

La decisión de Corea del Sur de respaldar a su garante de seguridad en Washington llega al tiempo que la relación general entre Estados Unidos y China se ha vuelto más tensa, marcada no solo por diferencias en torno a Corea del Norte sino también por competencia en el Mar Meridional de China.

Las cartas del tablero mundial, se están empezando a develar, el enfrentamiento decisivo entre EE.UU, Japón y la Unión Europea por un lado y China, Rusia por otro. Al parecer se están conformando las alianzas. La situación de Oriente Medio ha servido para mejorar posiciones estratégicas,  experimentar armamentos y tácticas militares, tal como Alemania lo hizo previo a la II GM con la Guerra Civil Española.


Email this post Email this post

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.