SIRIA SE ENFRENTA CON TURQUÍA ¿ANTESALA DE ALGO MÁS GRANDE?

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que Turquía necesita estar preparada para una guerra, si quiere tener paz.“No somos amantes de la guerra pero tampoco andamos lejos de aquella”, afirmó Erdogan, citado por el diario Hurriyet, durante un discurso en Estambul. El Parlamento de Turquía aprobó, en una sesión a puertas cerradas, una moción que prolonga por un año el mandato de los militares para realizar operaciones transfronterizas, en particular, en Siria. Ello en respuesta al incidente que produjo un proyectil de morteros lanzado desde territorio sirio en Akcakale, sureste de Turquía, donde al menos seis personas murieron.
En respuesta a este ataque, las Fuerzas Armadas Turcas, siguiendo las reglas de conflicto, han bombardeado objetivos en Siria, tras determinar mediante el radar desde donde dispararon.
Mientras tanto, otro proyectil explotó en un campo de la provincia turca de Hatay, sin que se informara de víctimas o daño material alguno, según informó el gobernador de la provincia, en declaraciones recogidas por la agencia Anadolu. El gobernador Mehmet Celalettin Lekesiz detalló que el obús cayó a 50 metros de la frontera, en el término municipal de Asagıpulluyazı. El ataque tiene lugar cuando la tensión entre ambos países, luego del impacto de un proyectil sirio que dejó cinco civiles muertos en la zona fronteriza el miércoles pasado, está aún candente Turquía respondió con fuego de artillería contra los presuntos blancos sirios, dejando varios soldados muertos.

Por su parte, Siria señaló que está investigando el incidente y presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas. La OTAN y la ONU condenaron el ataque perpetrado desde el territorio sirio, pero se abstuvieron de comentar la respuesta turca.
Para algunos analistas esta situación no es tanto Turquía enfrentándose a Siria sino que se prestaría para que la OTAN pueda utilizar a Turquía a manera de cuña para tener alguna excusa bien armada para justificar una acción militar contra Siria. Varios medios informaron este viernes que el Ejército turco recibió la orden de derribar aeronaves sirias si éstas se acercan a 10 kilómetros a la frontera con Turquía, lo que es muy conveniente en caso que occidente quiera actuar coercitivamente contra Siria. No ha que olvidar que Como otros miembros de la OTAN, Turquía apoya a los insurgentes que combaten a las fuerzas gubernamentales en Siria en el conflicto, que se prolonga desde marzo del 2011.
Por su parte, buscando no escalar el conflicto el Gobierno sirio ordenó a sus tropas que dejen de combatir en la zona fronteriza con Turquía, un día después de que Ankara recibiera la aprobación parlamentaria para realizar operaciones militares en el extranjero, según medios turcos. Hasta el momento, la respuesta militar turca ha sido limitada porque Turquía no quiere agravar la situación y desestabilizar sus provincias sureñas. Pero, el ejército turco ha elevado al máximo el nivel de alerta a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria, lo que puede significar en el corto plazo una guerra mayor.
El primer ministro Turco Erdogan habría hecho consultas a Washington si el ataque sirio podría servir de pretexto para imponer una zona de exclusión aérea con la participación de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. sobre el norte y el centro de Siria, sin embargo, la Casa Blanca rechazó la solicitud del primer ministro turco señalando que EE.UU. no planea una intervención en el país árabe ya que, según los recientes datos de la inteligencia norteamericana, el presidente Bashar al Assad no podrá mantenerse en el poder por más de seis meses. Sin dudas que el presidente Obama, involucrado en una campaña presidencial estrecha no querrá cometer algún error de llevar a su país a otra guerra que desgaste aun más a las fuerzas armadas norteamericanas, que ya están agotadas psicológicamente de incursionar en territorios alejados de su propio país, lo que es demandado además por la opinión pública norteamericana.
El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado el ataque de Siria contra Turquía del pasado 3 de octubre, según un comunicado oficial. Naciones Unidas ha pedido a Damasco y a Ankara que muestren cautela tras el incidente para evitar una escalada del conflicto. Como siempre, la ONU demuestra en estos casos una debilidad abismante, y el Consejo de Seguridad la parcialidad que se conoce, es por ello que nada es de esperar de este organismo para detener este conflicto.
La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que la propagación de la violencia a través de la frontera turco-siria es “una situación muy peligrosa”, y en ello tiene mucha razón, no olvidemos que la tensión de las fronteras turcas-sirias son históricas y hay mucho odio de por medio, por lo que puede explotar una violencia que será muy difícil de detener con consecuencias más allá de ambos estados. Recordemos que Turquía reforzó la presencia militar y la defensa aérea en los cerca de 900 kilómetros de frontera que comparte con Siria después de que Siria derribó en junio un avión de reconocimiento turco. En ese momento, Erdogan dijo que las reglas de combate habían cambiado y que cualquier elemento sirio que se acercara a la frontera turca sería considerado una amenaza y tratado como objetivo militar.
Lo cierto que hay un conflicto que esta escalando rápidamente donde la fuerza militar está siendo de una u otra forma empleada y que pude generar una escalada que nos lleve a enfrentar una nueva guerra mundial de insospechadas consecuencias para todo el mundo.


Email this post Email this post

delicious | digg | reddit | facebook | technorati | stumbleupon | savetheurl

Tags: ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.