COLOMBIA, EL RIESGO DE NEGOCIAR CON LOS QUE NO CREEN EN LA NEGOCIACIÓN

Mucha cobertura le ha dado la prensa internacional al proceso de negociaciones entre el gobierno de Colombia y las FARC, al parecer a todos se les ha olvidado que esto no es nuevo o algo inédito, no es más que otra demostración de lo iluso que es el gobierno colombiano y particularmente de su presidente Juan Manuel Santos en creer que lograra algo positivo de estas negociaciones.
Representantes del Gobierno colombiano y de la guerrilla de las FARC iniciaron unas históricas negociaciones a puertas cerradas en Oslo, donde esperan sentar las bases para un diálogo que buscará poner fin a casi medio siglo de conflicto armado, informaron funcionarios noruegos. ¿Qué tiene de “históricas”?. Esta, no es la primera vez que se negocia ni será la última,  para que sea histórica, ha habido no menos de seis negociaciones anteriores, que han sido un rotundo fracaso. Pero  los líderes guerrilleros en todas ellas han ganado algo, porque  han servido para que las FARC ganen tiempo, terreno para reposicionarse militar y políticamente. Tenemos que hoy lo que más necesitan es tiempo, para reorganizar sus fuerzas y seguir la lucha. Ello da sentido a que el gobierno de Santos durante las negociaciones no detenga las operaciones militares.
Sin dudas que la paz es deseable y esperamos que esta negociación tenga éxito, pero también la realidad nos indica, que cuando se negocia con quién no cree en la negociación es muy difícil que algo bueno salga de ella. No podemos olvidar que las FARC obedecen a una ideología marxista de la corriente de Lenin, quien decía “La revolución es guerra, la única en verdad legítima, justa y grande, entre cuantas ha conocido la historia.” O de Stalin que decía “La violencia es el único medio de lucha, y la sangre el carburante de la historia”.
“La toma del poder debe ser obra de la insurrección; su meta política se verá después de que hayamos tomado el poder” es la máxima de Lenin a la que aspiran las FARC, los ilusos del gobierno colombiano ¿creerán que con el éxito de estas conversaciones se solucionara el problema?, no se dan cuenta que la mayoría de la prensa mundial simpatizan con las Farc y no con su gobierno, además no se han dado cuenta de quienes tienen acceso a los medios de comunicación artistas, intelectuales y pensadores, están apoyando a las FARC, incluso el país anfitrión Noruega.
Parece que el mundo se ha olvidado por ejemplo que en los computadores portátiles capturados al líder guerrillero “Raúl Reyes” existía invaluable información, parte de la cual ha sido conocida por la opinión pública, en la que se develaban desde planes terroristas, vínculos con narcos y traficantes de armas hasta alianzas y apoyo de gobiernos extranjeros. Ello, ¿quedará en el olvido si se logra algún acuerdo?
Están en conocimiento y probados por parte de las autoridades colombianas de miles de homicidios, reclutamiento forzoso, abusos de menores de edad, narcotráfico, que han cometido las FARC a lo largo de su triste historia de muerte y odio. ¿Todo eso se da por olvidado?, en este caso, ¿las leyes de lesa humanidad no valen?.
Recordemos que hoy las FARC tienen un marcado debilitamiento militar y una espantosa campaña de asesinatos en las propias filas hechos documentados por las propias FARC, entonces, ¿creer que se puede negociar con esta gente es posible?. ¿ A qué acuerdo se podrían llegar que los beneficiara?.
Daniel Mejía, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas, de la Universidad de los Andes de Colombia, ha dicho: “Para las FARC, moverse hacia la paz implicaría erogaciones importantes. El mayor de ellos sería el costo de oportunidad asociado a dejar el narcotráfico.” ¿Estarán dispuestos a ello?.
Los guerrilleros que han asesinado a muchos colombianos ¿podrán reinsertarse en la sociedad colombiana sin nada que temer? ¿Los familiares de los asesinados se quedarán tranquilos si a los asesinos de sus parientes no se les hace nada?. Sin dudas los guerrilleros tendrán miedo de volver a ser ciudadanos y andar por las calles sabiendo que puede haber alguien que querrá vengar a sus parientes asesinados. Todas estas preguntas sin respuestas son las que hacen predecir que es difícil que la guerrilla haga borrón y cuenta nueva en estas negociaciones.
Los colombianos deben estar atentos, las FARC para poner término a proceso de paz anteriores lo han hecho provocando actos de violencia significativos y no veo porque esta podría ser la excepción.
El ex vicepresidente colombiano y jefe de los negociadores por parte del Gobierno, Humberto de la Calle, ha explicado la estructura del proceso de paz que se divide en tres fases: el acuerdo exploratorio, que ya ha finalizado, la segunda, que comienza hoy, para llegar a acuerdos sobre la agenda, y una tercera que conducirá al acuerdo final.
“El Gobierno ha establecido un calendario audaz”, ha anunciado el ex vicepresidente para pasar a detallar los cinco puntos “realistas” que se tratarán: el desarrollo rural, las garantías para la participación política, el fin definitivo de las hostilidades, el narcotráfico y las víctimas, “sobre todo las víctimas”, ha enfatizado De la Calle. “La terminación del conflicto armado es la antesala de la paz”, dijo.
Por su parte, Iván Márquez, número dos de las FARC, ha tomado la palabra para explicar que, bajo el punto de vista de la guerrilla, el problema de la tierra está en la base de la confrontación. “La geofagia de los latifundistas ha agudizado el problema de la desigualdad”, ha señalado. .”La lucha por el territorio está en el centro de las luchas que hay hoy en Colombia” ya que “la titulación de propiedad de tierras, tal y como la ha diseñado el actual Gobierno, es una trampa”, prosiguió Márquez, que ha aprovechado para arremeter contra el capitalismo y las “élites neoliberales” que hacen “chorrear sangre”. Stalin dijo “Una muerte de un hombre es una tragedia. Un millón de muertes es una estadística”, este slogan es el que han aplicado las FARC.
Como vemos, los que no quieren en el fondo negociar, sino que imponer, siguen con su discurso de viejo cuño en un mundo que ha cambiado, ¿Todavía los ilusos de siempre, creen que algo cambiara en su discurso?. Dos pasos adelante uno atrás dice Lenin, hoy que los líderes guerrilleros dan dos pasos adelantes, después de las negociaciones veremos el paso atrás. Nuevamente ganaran las FARC., y los ilusos seguirán creyendo que es posible negociar con ellos.


Email this post Email this post

delicious | digg | reddit | facebook | technorati | stumbleupon | savetheurl

Tags: , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.