CAMBIO DE GOBIERNO EN CHINA, HOY, CON REPERCUSIONES GLOBALES AL IGUAL QUE LAS ELECCIONES EN NORTEAMÉRICA.

Durante el último tiempo la prensa mundial ha estado enfocada en el desarrollo de las elecciones presidenciales de los EE.UU., y curiosamente, no da tanta importancia al cambio de gobierno que está previsto ocurra este año en China. Quizás sea, porque se piensa que en China sólo cambian las personas dentro del único partido gobernante y que todo sigue igual, a diferencia del proceso en Norteamérica donde los partidos demócratas y republicanos si tienen diferencia sustancial en varios aspectos.
Sin dudas pensar así, es desconocer la realidad de China, recordemos que cada cinco años, se realizan los Congresos del Partido comunista Chino en que se llevan a cabo los procesos sucesorios que crean oportunidades para la redistribución del poder. Tras el 18 Congreso Nacional del Partido Comunista, a comienzos de noviembre, se conocerán las nuevas autoridades Chinas.
En China también existen corrientes dentro del partido comunista, hay visiones distintas de manejar la economía, de ahí que estas tengan repercusiones globales, si estamos hablando de la segunda economía del mundo, que de seguir creciendo en el corto plazo será la primera.
La lucha por la sucesión es la manifestación de la disputa política interna y una marca de la dinámica del poder. Existe una tendencia, que se conoce como la nueva izquierda de China, que están creciendo en volumen, que provoca divisiones en relación al legado de Mao y el papel del Estado en la economía china, poniendo a los actuales líderes en una posición difícil.
La nueva izquierda está conformada por un conjunto disperso de académicos, funcionarios de menor rango del gobierno, escritores y activistas extranjeros-defensores de una mano más fuerte para el Estado en la planificación económica, así como un retorno a los valores enunciados por el difunto presidente Mao Zedong.
Analistas políticos dicen que las escenas de obreros y estudiantes que abrazan las imágenes y eslóganes maoístas oficialmente tolerados durante protestas anti japonesas en varias ciudades chinas, el mes pasado, subrayó los temores de los líderes que el apoyo a la nueva izquierda podría extenderse. Muchos manifestantes dijeron en entrevistas que las manifestaciones fueron también una forma de expresar su descontento con lo que consideran débil liderazgo del partido y la incapacidad de Beijing para proteger los intereses de China.
La nueva izquierda argumenta que las reformas económicas de China durante más de 30 años han dado lugar a la disparidad de ingresos, y el movimiento  ha criticado el derribo del Sr. Bo, su líder más visible. Recordemos que Sr. Bo fue eliminado en marzo, desde su puesto de Chongqing y posteriormente expulsado del Partido Comunista el 28 de septiembre. Es probable que enfrentarse a un juicio por cargos de corrupción, así como abuso de poder durante una investigación de asesinato contra su esposa, Gu Kailai. La Sra. Gu en agosto fue declarado culpable de asesinar a empresario británico Neil Heywood en un hotel de Chongqing en noviembre.

Sin embargo al parecer, Takedown Sr. Bo pareciera ser un consenso entre los líderes chinos para seguir adelante con la liberalización económica a pesar de los crecientes problemas sociales.

La nueva izquierda exige una distribución de la riqueza más igualitaria en China, lo que significa un manejo de la economía menos abierto a lo global. En este sentido las últimas manifestaciones los detractores del actual líder Chino, han expresado su descontento con lo que consideran débil liderazgo del partido y la incapacidad de Beijing para proteger los intereses de China. A la fecha ha habido incidentes en que han dejado en evidencia las profundas divisiones públicas del legado de Mao y el papel del Estado en la economía.
Sin dudas que en las últimas tres décadas, las reformas económicas de China han sido espectaculares con un crecimiento de dos dígitos y de manera nunca antes vista ha habido un aumento de los niveles de vida. Sin embargo, recordemos que este auge llega sólo a algunas regiones de China y existe otra China pobre y atrasada tan grande en número de habitantes como la otra. Es por ello que ahora durante la crisis económica mundial, los nuevos izquierdistas han ganado terreno y voz en el sentido de mostrar cuánto ha costado al pueblo chino ese cambio.
Los nuevos izquierdistas han llamado la atención sobre una brecha de la riqueza cada vez mayor, la corrupción gubernamental y lo que ven como la explotación de mano de obra china barata, que plantea interrogantes sobre la eficacia de los líderes actuales y si el partido se ha alejado demasiado de sus principios fundadores.
En todo caso, el principal objetivo de la sucesión del poder en China es la supervivencia política y la continuidad del modelo a pesar de los ajustes. El problema esencial radica en modernizar la economía y afirmarse en el entorno global apoyándose en un discurso nacionalista y en un ejército moderno, sin que la legitimidad del PCCh, entendido como el Estado del Estado, se ponga en cuestión.
Lo cierto es que 
en medio del inminente e histórico recambio de autoridades de gobierno, también están previstos nuevos nombramientos en otros sectores. Aunque menos comentado, se producirán importantes cambios entre las principales autoridades económicas del país, incluyendo el presidente del banco central y del fondo soberano.
Esto, si puede afectar el manejo económico que tengan las nuevas autoridades, que de seguir con el modelo actual, no habrían repercusiones mayores para la economía mundial, pero de haber cambios si pueden tener grandes repercusiones, todo ello lo sabremos a fines del presente año.
Debemos tener en cuenta que las nuevas autoridades de Beijing deberan manejar riesgos de largo plazo, como las deudas morosas del sector bancario, la enorme brecha económica entre las provincias costeras y el interior rural, el creciente desempleo, la inflación y la reestructuración de empresas públicas.
Es por ello que occidente no sólo debe darle importancia a la elección norteamericana, sino que también al Congreso del Partido comunista Chino que elegirá a las nuevas autoridades de la segunda economía mundial.


Email this post Email this post

delicious | digg | reddit | facebook | technorati | stumbleupon | savetheurl

Tags: ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.